PRESENTACIÓN

La calificación del transporte como un sector clave para el desarrollo económico es un argumento recurrente. Además, la planificación y construcción de infraestructuras tienen un eco mediático indudable y la discusión sobre lo bien o mal que están nuestros transportes la encontramos por doquier. Pero a pesar de estas expectativas la investigación histórica del transporte tiene importantes limitaciones y no se desarrolla con todo el esplendor que un tema de este interés demanda.
Aunque la reconstrucción de los principales indicadores del transporte (carretera, ferrocarril, navegación o aéreo) a lo largo de los dos últimos siglos están trazados de modo general, son todavía muchos los caminos y proyectos a desarrollar.
En el especial interés que tenemos en aunar la historia económica y del transporte también nos interesa el estudio y conocimiento del legado patrimonial en el marco de lo que conocemos como Patrimonio Industrial, aunque esta asignación todavía encuentra reticencias infundadas.
La historia económica, la del transporte y su reflejo en el patrimonio industrial son los vértices de trabajo en los que se sustentará este blog, que busca ser una herramienta de utilidad para la sociedad actual y su proyección hacia el futuro.

Subercase no sabía inglés

El diferente ancho de vía de nuestros ferrocarriles convencionales con respecto a los europeos ha sido una cuestión bastante controvertida, si bien es cierto que la historiografía ferroviaria no ha mostrado gran interés en este asunto. En todo caso, la interpretación generalizada existente sobre el "error Subercase"

El AVE no es el problema, es la solución

Dos recientes estudios sobre el ferrocarril de alta velocidad en España publicados por FEDEA (enlace) han destapado la caja de los truenos para este medio de transporte. A modo de síntesis diremos que estos trabajos consideran errónea la política de inversiones en la construcción de ferrocarriles de alta velocidad en España en los últimos 25 años.